¿Por qué remodelar la nariz?

Operarse la nariz es quizás una decisión difícil, que no muchos quieren tomar, a no ser que realmente lo ameriten. Como saben, la rinoplastia es la cirugía destinada a modificar la forma de la nariz, lo cual puede hacerse para cambiar la apariencia de la nariz, mejorar la respiración o, mejor aún, para ambos fines. 

Como órgano encargado del olfato, la parte superior de la estructura de la nariz está formada por hueso y la parte inferior es cartílago. Por tanto, con la operación de la nariz podrás modificar tanto el hueso, como cartílago y piel, e incluso los tres. Por cada paciente, será el cirujano plástico especializado en rinoplastia, decidirá cual es el mejor procedimiento de acuerdo al diagnóstico. 

Ahora bien, para planificar la rinoplastia, el médico debe considerar las características faciales del paciente, la piel de la nariz y definir exactamente el aspecto que se desea cambiar. Por tanto, si resultas candidato para la cirugía de nariz, se diseñará un plan personalizado para ti.

Lo mejor es que, en cualquiera de los casos, la rinoplastia completa (o una parte de ella) suele contar con la cobertura del seguro social, principalmente, si su carácter es correctivo para aliviar la función nasal y respiratoria, y no de carácter estético.

rinoplastia-cirugia-cuando-hacerla

¿Cuándo es necesaria la rinoplastia?

Como hemos dicho, la rinoplastia puede cambiar el tamaño, la forma o las proporciones de la nariz. Sin embargo, no siempre es necesaria, si la función respiratoria transcurre con normalidad y sin dificultades. 

Ahora bien, es absolutamente necesaria la rinoplastia, si el paciente requiere reparar deformidades causadas por una lesión en la nariz, corregir una anomalía congénita o subsanar alguna dificultad respiratoria.

Pero, además, en algunos casos, aún cuando no hay obstrucción o dificultad respiratoria; en ciertos casos de desviaciones de tabique o nariz ancha, que son notoriamente visibles y llegan a representar una perturbación psicológica en el paciente, más allá del aspecto estético. En tal caso, también hace necesaria la operación de rinoplastia, ya que es una gran aliada para tener confianza en nuestra apariencia.

 

¿Cómo se hace la cirugía de nariz?

Siendo la solución quirúrgica más efectiva para corregir diferentes problemas estéticos o funcionales que alteren la actividad en la zona nasal, la cirugía de nariz puede ser abordada por el cirujano desde diversos ángulos y enfoques. 

Entonces, dependerá de los cambios y mejoras que se desee hacer en la fisonomía facial de los pacientes, ya que esta te permite reducir o aumentar el tamaño de la nariz, para hacerlo más armónico en el rostro, además de resolver deformidades de la nariz. 

Para tal fin, existen dos tipos de cirugía de nariz.  En primer lugar, la rinoplastia cerrada, el procedimiento más demandado ya que conseigue buenos resultados sin tener que abrir la nariz del paciente en ningún momento. Es efectuada mediante los orificios de la nariz, usados como vía para manipular los diferentes huesos y cartílagos de la nariz hasta conseguir el aspecto deseado por el paciente, sin dejar huella de ningún tipo de intervención.

En segundo lugar, tenemos la rinoplastia abierta, utilizada cuando no es posible hacer la modificación a través de las fosas nasales. Ésta se realiza mediante pequeña incisión en la piel, situada entre la punta y la base de la nariz, desde dónde se separa de la estructura ósea. Una vez se haya corregido todo, el médico recolocará la nariz en su lugar y hará una pequeña sutura que apenas es perceptible y puede pasar desapercibida.

Y, finalmente, encontramos la rinoplastia secundaria, también llamada cirugía de revisión o rinoplastia postraumática, que es la operación de nariz que se realizar por segunda vez para corregir algún aspecto que no se pudo conseguir con la primera intervención. 

rinoplastia-cirugia

Riesgos de la rinoplastia

Como en toda cirugía importante, la rinoplastia implica algunos riesgos asociados, entre los que podemos destacar:

  • - Sangrado
  • - Infección
  • - Reacción adversa a la anestesia

 

Aunque en menos caso, otros posibles riesgos que implica la rinoplastia, incluyen: 

  • - Dificultad para respirar por la nariz
  • - Entumecimiento permanente dentro de la nariz o alrededor
  • - Posibilidad de que la nariz tenga un aspecto asimétrico
  • - Dolor, manchas o hinchazón que pueden persistir
  • - Cicatrices
  • - Agujero en el tabique (perforación del tabique)
  • - Necesidad de cirugía adicional
rinoplastia-cirugia-preparacion

Preparación para la rinoplastia

Después del diagnóstico, el cirujano dará las indicaciones para programar la operación de nariz, por lo cual se deben definir algunos aspectos básicos para la preparación de la rinoplastia

  • - Historia clínica:  Incluye los antecedentes de obstrucciones nasales, cirugías y los medicamentos que toma el paciente; así como enfermedades previas.
  • - Exploración física: Consta del examen físico completo, que incluye todos los análisis de laboratorio necesarios, revisión de las características faciales, y la parte interna y externa de la nariz.
  • - Fotografías: Se hará un registro fotográfico de la nariz desde diferentes ángulos. El cirujano puede usar un programa de computadora para manipular las fotos y mostrarte qué tipos de resultados son posibles. El médico usará estas fotos para realizar las evaluaciones sobre el antes y el después del procedimiento; momento en el que se definen las expectativas del paciente.
  • - Alimentos y medicamentos: Incluye las indicaciones para evitar tomar medicamentos que contengan aspirina o ibuprofeno (Advil, Motrin IB, y otros) durante dos semanas antes y después de la cirugía.
  • - Otros aspectos: Si el paciente fuma, debe suspender el hábito, ya que retrasa el proceso de curación después de la cirugía.
rinoplastia-cirugia-resultados

Cuidados postoperatorios de la cirugía de nariz

Entre las recomendaciones para después de la cirugía de nariz, se incluyen los siguientes cuidados postoperatorios de la rinoplastia:

  • - Evita los ejercicios aeróbicos y trotar
  • - Tomar baños por zonas, el lugar de duchas completas mientras tengas vendajes
  • - No sonarse la nariz.
  • - Consumir alimentos con alto contenido de fibras, como frutas y vegetales, para evitar el estreñimiento.
  • - Evitar hacer expresiones faciales intensas, como sonreír o reír.
  • - Cepíllarse los dientes suavemente, limitando el movimiento del labio superior.
  • - Usar vestimenta que se cierre y se abra en la parte delantera.
  • - No colocarse anteojos, ni gafas de sol sobre la nariz, durante al menos cuatro semanas después de la cirugía
  • - Usar protector solar con un factor de protección solar (FPS) 30, cuando esté al aire libre, especialmente en la nariz.