Levantamiento de glúteos con look al natural

Cada vez más, sigue despuntando entre las cirugías para la remodelación corporal en todo el mundo. Se trata de la gluteoplastia, una cirugía plástica de aumento de glúteos, la cual se ha convertido en unas de las más demandadas por mujeres de entre 20 y 35 años, quienes las han puesto de moda en casi toda Europa, ya que la cola constituye un atributo importante en el ideal de belleza actual

Básicamente, el glúteo es una estructura formada por tres músculos, siendo ellos: el glúteo mayor, el mediano y el menor; además, de la grasa subcutánea y la piel. En este sentido, la cirugía consiste en crear unos bolsillos o cavidades debajo de los músculos glúteos e introducir los implantes a través de una incisión que quedará perfectamente oculta en el pliegue interglúteo.

Los candidatos a la remodelación de nalgas esta cirugía son los pacientes con glúteos pequeños, con poca proyección (culo plano); aquellos con deformidades por oquedades en los laterales; o aquellos con glúteos caídos o con mucha piel sobrante. 

Obviamente, tales deformidades pueden ser de nacimiento, por drásticas pérdidas de peso o debido al envejecimiento, lo que hace flácidos los músculos de la zona y pierden tonicidad. Lo más importante es que este tratamiento para levantar gluteos, te permite devolver la forma armónica y tonificada que tenían, e incluso crear una nueva forma y dimensión, la que se desee para el nuevo glúteo.

aumento-de-gluteo

Tipos y técnicas para realizar la gluteoplástica

Actualmente, existen tres técnicas para las realización de una gluteoplastia, todas de orden quirúrgico. Estas son la submuscular (por debajo del músculo), la intramuscular (en el interior del músculo) y la subfascial (por debajo de la fascia muscular y por encima del músculo).

Por otro lado, la cirugía para levantar la cola también se clasifica de acuerdo al tipo, siendo éstas:

 

1.- Gluteoplastia con prótesis

Es la técnica clásica, la cual permite aumentar el volumen del glúteo, mediante una prótesis seleccionada. En este caso, la prótesis se introduce mediante una pequeña incisión que va entre los dos glúteos, por eso queda totalmente disimulada y no puede ser percibida.

En la gluteoplastia con prótesis, sin embargo, tiene el gran inconveniente de que no puede cambiar la forma del glúteo porque las prótesis son estándar y muchas veces tienen una adaptación variable a la anatomía de cada persona. 

Por tanto, si un paciente tiene el glúteo alargado, hundido o poco armónico, será mucho más difícil corregir los defectos con una prótesis. Por otro lado, en algunos casos, las prótesis de glúteo pueden dar problemas en el futuro como infecciones, mala posición o roturas.

 

2.-  Gluteoplastia con grasa 

En segundo lugar hallamos la gluteoplastia con grasa, tambíen llamada lipotransferencia glútea, que representa la técnica más moderna para levantar y tonificar glúteos, ya que ofrece mejores resultados al remodelar toda la zona. 

Esta consiste en extraer la grasa de una zona del cuerpo, generalmente mediante una liposucción; la cual es purificada y posteriormente se reintroduce en el cuerpo; técnica que ofrece mayor amplitud para seleccionar en qué parte del glúteo se infiltra más o menos grasa, siendo la más ideal para gluteos hundidos o caídos.

Por otro lado, la gluteoplastia con grasa no deja cicatrices porque se realiza mediante pequeñas incisiones, de escasos milímetros de longitud. Al contrario de lo que la gente cree, esta grasa purificada se mantiene toda la vida y no es reabsorbida por el paciente, sino tan sólo un 20 o 30% durante las primeras semanas.

Esto se debe a que al ser purificada, se injertan adipocitos, las células que contienen la grasa, y no grasa libre. En este sentido, el glúteo operado se verá como un glúteo natural, porque no tendrá ningún tipo de prótesis, ni elemento extraño. 

Al mismo tiempo, al extraer grasa de otra zona, el paciente mejora la estética de la zona donante, que probablemente tampoco gustaba mucho. Su único y principal inconveniente, es que no se puede realizar en personas que están muy delgadas y no tienen ninguna área de acumulación de donde extraer grasa.

 

3.- Gluteoplastia con colgajos 

En tercer lugar, encontramos otra técnica levantar la cola, que permite aumentar y reformar el glúteo en personas que tienen mucha piel sobrante o el glúteo está caído. Para su aplicación, y dependiendo de la zona dónde haya exceso cutáneo, también llamado colgajos; allí se harán las incisiones para movilizar los tejidos hacia la zona a remodelar, a fin de que quede redondeada y poder levantar el glúteo. 

En general, esta técnica está especialmente indicada para pacientes que han sufrido una cirugía bariátrica y han perdido mucho peso.

Levantamiento-de-glúteos-cirugia

Gluteoplastia en mujeres y hombres

Como dijimos, los glúteos constituyen un atributo importante en el ideal de belleza femenina actual; por lo cual al menos un 60% de las mujeres que se someten a una liposucción, opta por combinar esta cirugía con el aumento de glúteos; por lo que la gluteoplastia en mujeres suele ser muy común. 

De hecho, las pacientes que más optan por levantar su cola son mujeres de entre 30 y 45 años; que por lo general necesitan reconquistar su cuerpo y quieren verse mejor. Sin embargo, también existen una gran cantidad de pacientes masculinos que se aplican la gluteoplastia en hombres por los mismos motivos, ya que requieren mejorar esta zona de su cuerpo, que se ha convertido en un estereotipo de la belleza actual.

Por otro lado, al tener menos tejido graso subcutáneo, en los hombres las diferencias entre las prótesis se hacen más evidentes, siendo necesaria una elección precisa de implante, en tal caso ovalado si se desea mantener las características masculinas atléticas; o redondo, si desea obtener unas nalgas más femeninas.

aumento-gluteos-02

Ventajas de la gluteoplastia vs. otras técnicas

La primera y principal ventaja de la gluteoplastia, frente a otros procedimientos, es que se utilizan los propios tejidos del propio paciente y no se introducen ningún tipo de sustancias sintéticas. Al tiempo que, el post-operatorio de la gluteoplastia es sencillo, practicamente indoloro y similar al de cualquier liposucción.

Pero, además, después de un período de 4 a 6 semanas, el resultado se verá natural y lo sentirá normal; por lo que nadie podrá notar que se ha inyectado grasa. Asimismo, se puede realizar independientemente o hacerse en forma asociada al lifting de la cara interna del muslo, lipoescultura o a la colocación de prótesis en la zona. 

Esta permite la selección del tamaño de la prótesis, en función de la pelvis de la paciente y los deseos de la misma. Además de silicona, existen prótesis alternativas para aumento de gluteos cubiertas de poliuretano con indicaciones muy específicas, fundamentalmente relacionadas con la presencia de contracturas importantes de la capsula.

 

Precio de la Gluteoplastia

Finalmente, el ser una cirugía muy demandada, no quiere decir que necesariamente sea muy económica. En general, el presupuesto dependerá de la evaluación del grado de dificultad que haga el médico al diagnosticar a cada paciente.

Sin embargo, en España el precio de gluteoplastia se sitúa en un rango de 4100-5740 €, dependiendo de la localidad, clínica y diagnóstico de cada paciente.

levantamiento-gluteos