Pigmentación cutánea y sus métodos

Sí, es normal confundirnos cuando nos hablan de tatuajes, micropigmentación y microblading: ¿qué hace cada una y cómo diferenciarlas? es una pregunta frecuente entre miles de personas en todo el mundo. ¡Aquí os lo contaremos!

Lo cierto es que las tres son técnicas de pigmentación cutánea, el cual es quizás el punto que todas tienen en común. Sin embargo, cada una tiene objetivos distintos y sus procesos de aplicación también difieren unos de otros; detalles que te iremos explicando uno a uno. 

 

Tatuaje: la más famosa

Comenzaremos por la más conocida y antigua de todas: el tatuaje. Como técnica, el tatuaje refiere a la modificación temporal o permanente del color de la piel, mediante la cual se crean y plasman dibujos, figuras o textos sobre la piel, en un procedimiento que utiliza agujas u otras herramientas para inyectar tinta o algún otro pigmento bajo la epidermis de una persona. 

El nombre de esta técnica milenaria posiblemente surgió del samoano «tátau», que significa marcar o golpear dos veces, con lo que hace referencia al método tradicional de aplicar los diseños o plantillas, como lo hace la técnica del puntillismo. Básicamente, consiste en el tatuaje se aplica inyectando tinta en la piel, a través de una máquina para tatuar que funciona como un taladro dental. 

Esta máquina posee un sistema de engranajes, que mueven una aguja sólida hacia arriba y abajo a diferentes velocidades, la cual ha sido cargada con tinta y perfora la piel, aproximadamente a un milímetro de profundidad, infiltrando gotas mínimas que la piel no pude diluir.

tatuaje-tecnica

Tipos de tatuajes:

En general, la tipificación de los tatuajes se ha definido sobre las tendencias y las líneas de diseño más demandadas en las últimas décadas. 

  • Old School (Vieja Escuela): son los tatuajes inspirados en los diseños realizados por los marineros en Estados Unidos, hacia 1900. Los más populares eran las anclas, faros y elementos relacionados con el mar, caracterizado por trazos gruesos y un colorido sin degradados. 
  • New Traditional: Deriva del estilo old school, pero con elementos gráficos más modernos. Son tatuajes muy parecidos a los tatuajes old schools, pero podemos diferenciarlos por el uso de degradados constantes o perfiles punteados. 
  • Dotwork o Puntillismo: Conocido como “trabajo de punto”, caracterizado por un punteado constante y por no hacer uso del color. Suelen ser tatuajes monocromáticos y con temáticas heredadas del old school o el new traditional. 
  • Ornamental: Tatuajes con estilo geométrico y abstracto, que resultan de combinar figuras geométricas realizadas con mezclas de estilos. Muchos suelen ser usados con la técnica del puntillismo, con motivos tribales o maoríes.

•    Estarcido: Tatuajes realizados con plantillas, tal como los grafitis, que suelen ser monocromáticos y carecen de degradados. 

•    Black & Grey: Son algunos de los tatuajes más populares en la actualidad, realizados en tintas negras, aunque también es posible hacer uso de tintas blancas, aunque no es lo más común. Actualmente, es el tatuaje más solicitado habitualmente en España.

•    Brush o Avantgarde: Es el tatuaje más moderno, que resulta de la vertiente avantgarde del arte en la piel. Brush es pincel, el cual imita la técnica de pincel o pintura en la piel como lo hace el "kanji" japonés.

 

Características básicas del tatuaje

 

  • Consiste en la aplicación de tinta y perforación de la piel, aproximadamente a un milímetro de profundidad, para infiltrar gotas mínimas que la piel no pude diluir; con el objetivo de plasmar formas o diseños sobre la piel.
  • Pueden ser temporales o permanentes
  • Su finalidad es de carácter decorativo o de expresión personal
  • Implicación la utilización de maquinaria pesada
  • Usa pigmentos con partículas de mayor tamaño
  • Usa todo tipo de tonos
  • Proceso más traumático y doloroso
  • Se puede aplicar en todo el cuerpo. 
  • Requiere entrenamiento y formación del aplicador
maquina-de-tatuar-rotativa

La Micropigmentación: un avance en la pigmentación cutánea

Sí, tal como supones. La técnica de la micropigmentación es una evolución de la técnica del tatuaje, que se constituye como una especialidad de la estética. fin es el de embellecer, corregir o mejorar determinados rasgos de la anatomía corporal, principalmente en la facial, tanto masculina como femenina.

Como tal, adquirió relevancia desde 1980 en Estado Unidos y Asia, como un tratamiento orientado a la infiltración de pigmentos a nivel dérmico, para dar color y forma a diversas partes del cuerpo, siendo las más habituales en el caso de las mujeres: ojos, labios, cejas, cuero cabelludo y pecho.

Los investigadores Garcia Pello, Linares Prosper, Ruiz Verduch y Urios Cremades (2007) en su publicación “La micropigmentación y sus técnicas previas”, explican que los últimos años, cada vez más se recurre más a la micropigmentación como tratamiento correctivo, para disimular imperfecciones como cicatrices, o bien, para minimizar enfermedades que provocan la pérdida de pigmentación en la piel, como el caso del vitíligo.

Básicamente, la micropigmentación es una forma de maquillaje que ha sido también una gran ayuda para personas con enfermedades o tratamientos dónde se les cae el pelo; por lo que es considerada una técnica de maquillaje permanente.

Lo más recomendable para la aplicación de la micropigmentación, para definir el diseño al máximo posible de las características físicas del paciente, es que el aplicador haga una prueba de visagismo o diseño del rostro; es decir, que esté formado para hacer un análisis estético y realzar la belleza de cada persona, mediante todas las técnicas que ofrece el maquillaje y estilismo. De esta manera, el paciente tendrá unas expectativas reales y adecuadas sobre lo que la micropigmentación puede corregir y mejorar en su caso particular.

 

¿En qué consiste y cómo se aplica la micropigmentación?

En líneas generales, la micropigmentación se lleva a cabo mediante un aparato que se conoce como “dermógrafo”, el cual implanta pigmentos de color en la piel, con el objetivo para repoblar una zona y que se vea resaltada, en forma armónica, corrigiendo los rasgos faciales que así lo requieran.

Según la publicación Vanitas Espai, debido a que la micropigmentación es una dermopigmentación (una pigmentación de la piel), con la técnica sólo se depositan pigmentos en la zona que se desea pigmentar con la ayuda de una aguja, solo a nivel epidérmico. 

Por tanto, se trata de una técnica perfecta tanto para mejorar la estética facial, al cubrir imperfecciones como sería la alopecia de cejas, la falta de vello en algunas zonas e, incluso, sirve para reconstruir las areolas mamarias en el caso de haber sufrido alguna intervención.  Aun cuando el proceso provoca una cierta incomodidad, no es en absoluto doloroso. 

 

Características de la micropigmentación

  • Es un tratamiento de infiltración de pigmentos a nivel dérmico, para dar color y forma a diversas partes del cuerpo con fines correctivos y embellecedores, siendo las más habituales: ojos, labios, cejas, cuero cabelludo y pecho.
  • Es semipermanente, ya que se produce una degradación del color con el tiempo (requiere retoques) 
  • Su finalidad es de carácter correctivo y embellecedora
  • Uso de herramienta ligera
  • Usa pigmentos con partículas de menor tamaño
  • Usa tonos más naturales
  • Procedimiento menos traumático e indoloro
  • Se puede aplicar en todo el rostro y cuero cabelludo. Está diseñada para implantar pigmentos de color en la piel para reploblar una zona y que se vea resaltada (incluidas las cejas)
  • Requiere entrenamiento y formación especializada del aplicador
micro_pigmentacion

Microblading: la técnica de moda

En tercer lugar, encontramos a la técnica más reciente y que está de moda actualmente, el microblading.  Esta fue definitica por Corinne Asch como una técnica de maquillaje semipermanente surgida en Asia, cuyo objetivo es corregir o reconstruir completamente una ceja por completo, dándole un aspecto natural y una forma definida. 

Básicamente, consiste en un tratamiento de maquillaje para abordar pacientes cuyas cejas estén carentes de pelo o ausente totalmente, mediante el cual se realizan pelos de forma artística, creando un efecto hiperrealista y natural. Según Asch, esta técnica también permite espesar u oscurecer las cejas poco pobladas. 

 

¿cómo se aplica el Microblading?

Para su aplicación, es requerida una herramienta de mano o una pluma especial llamada tebori o inductor, compuesta por una serie de agujas afiladas, “posicionadas de una forma tal que parecen y funcionan como navajas” (Asch, 2017). 

Asch también explicó para ejecutar el microblading también se requiere de un pigmento que se deposita en la dermis superficial de la piel con la microcuchilla desechable, con lo cual el técnico aplicador puede recrear el movimiento del pelo, en forma tal que se asemeja a los vellos naturales de la ceja.

En general, los resultados de la aplicación de esta técnica pueden alcanzar una duración aproximada entre 6 a 24 meses, dependiendo de las condiciones y estilo de vida de cada paciente; toda vez que las pacientes que residan en zonas calurosas o suden mucho por acción física, tienden a retener menos tiempo el pigmento por la vasodilatación del poro. 

 

De moda entre los famosos

El Microblading se ha puesto de moda, gracias a su uso por las celebridades, quienes la han popularizado, como la técnica para definir y mejorar el aspecto de las cejas.  En efecto, “el microblading deja las cejas con un aspecto natural, no aterrador”, explica Jen Terban-Hertell, copropietaria de East Side Ink, el salón de tatuajes aprobado por celebridades en la ciudad de Nueva York, al referir a la popularidad de este tratamiento. 

Finalmente, los riesgos asociados al microblading contraindica el uso de esta técnica en personas con diabetes, hipertensión, enfermedades de transmisión sanguínea, alergias y alteraciones de la piel, entre otros. En general, la complicación más común que puede presentar es por la mala aplicación del pigmento o su migración, por lo que debe ser aplicado por un técnico especializado en estética facial, que sepa analizar y abordar todos los tipos de cejas

 

Características del microblading

  • Consiste en la colocación de pigmento en la piel, para mejorar el aspecto de las cejas, con un look natural, con infiltración de menos de 1 mm, (no llega tan profundo como lo hace el tatuaje)
  • Tratamiento no permanente. En promedio, suele durar 18 meses.
  • Su finalidad es estética, correctiva y embellecedora. 
  • Uso de herramienta más compleja que la micropigmentación, pero más ligera que la de tatuar. 
  • Usa pigmentos con partículas de menor tamaño
  • Usa tonos oscuros, del color del cabello
  • Procedimiento menos traumático e indoloro
  • Se aplica sólo en cejas y está pensado para repoblar una parte del cuerpo que no tenga vello alguno, por tanto, es un método que reconstruye totalmente la zona introduciendo pelo a pelo.
  • Requiere un entrenamiento básico para el técnico aplicador, no menor de 100 horas (nivel básico)
microblading-de-cejas

Riesgos de la pigmentación cutánea

En general, aunque sea bajo, todo tratamiento estético tiene un riesgo asociado, incluida la pigmentación dérmica, ya sea por la aplicación de tatuajes, micropigmentación o microblading. Según los explica la Dirección General de Salud Pública y Alimentación de la Comunidad de Madrid, en su publicación Registro de establecimientos de tatuajes, micropigmentación, “piercing” u otras prácticas de adorno corporal (2007):

“Estas prácticas, que implican la ruptura o perforación de la barrera epidérmica mediante la utilización de utensilios punzantes y la incorporación de joyas, tintas y/o pigmentos, suponen un riesgo para la salud, tanto del personal que aplica estas técnicas como para los usuarios de estos servicios, especialmente si no se realizan con los medios y condiciones higiénicas y sanitarias adecuadas”. 

Es por ello que, a través de las Consejerías de Sanidad y Consumo en gran número de las provincias españolas y en función de las competencias atribuidas, ha considerado necesario, con el fin de minimizar estos riesgos de la aplicación de estas prácticas, estableciendo las normas sanitarias que deben cumplir estos establecimientos, así como la formación requerida para el personal que las realiza.

En tal sentido, en España las normativas quedaron establecidas en Decreto 35/2005, de 10 de marzo, mediante el cual se regulan las prácticas de tatuaje, micropigmentación, perforación cutánea (“piercing”) u otras similares de adorno corporal, cuyo objetivo principal es regular la realización de estas prácticas en todo el país.